7 cosas que estás haciendo mal cuando pones el lavavajillas

El lavavajillas es uno de los electrodomésticos con el que suele contar la mayoría de los hogares. Sin embargo y a pesar de ser un elemento indispensable en la cocina, son muchos los que no saben utilizarlo correctamente y, por consiguiente, se produce el desastre. ¿Eres tú uno de ellos? Comprueba si cometes alguno de estos 7 errores al poner el lavavajillas.

No leer el manual de instrucciones

Empecemos por el principio y por lo básico, todos los lavavajillas no funcionan igual. Leer el manual de instrucciones te ayudará a familiarizarte con el aparato, los botones y los programas de lavado.

Pre-lavado con jabón

Es relativamente usual que se laven los platos antes de introducirlos en el electrodoméstico y es posible que hayamos heredado esta costumbre de las madres. Estamos de acuerdo con que el lavavajillas no es un contenedor de basura y hay que limpiar bien los restos de comida, pero no por ello tenemos que lavarlos con jabón.

Se trata de un gran error ya que gastaremos el doble de agua. Los lavavajillas ya vienen preparados para esto, incluidos los ciclos cortos.

No colocar correctamente los platos

Lo más común es colocar los platos “como caigan” en el lavavajillas, pero lo correcto es llevar un orden. De esta manera, agruparemos los platos por tamaños, es decir, los llanos con los llanos, los hondos con los hondos, etc…

También fíjate que cada fila de platos mire siempre al centro, para que la presión del chorro de agua incida directamente, y que estén bien separados.

Sobrecarga

De nada sirve llenar el lavavajillas hasta arriba, poner los tuppers uno encima de otro y poner tres platos en el mismo hueco para ahorrarnos un lavado.

Con esto, lo único que conseguiremos, es que salgan de nuevo sucios, y poner tres o cuatro lavados en vez de dos.

No introducir los cubiertos en la cesta

Respecto a los cubiertos, éstos irán siempre dentro de la cesta habilitada para ello y con el mango hacia abajo. Al contrario de lo que mantiene la mayoría, también colocaremos de esta manera los cuchillos, por lo que tendrás que tener especial cuidado con ellos.

En el caso de que el lavavajillas cuente con una tercera bandeja, dispondremos los cubiertos de manera horizontal, cada uno en su ranura.

Pintura especial, plata, dorado, barro o madera… ¡Nunca!

Si introduces cucharas de madera podrás comprobar que rápidamente se estropean y se ponen negras por la humedad. Lo mismo ocurre con los cuencos y fuentes de barro, pueden perder el barniz, lo que puede hacer que se partan o desquebrajen.

Igualmente, las vajillas decoradas con oro, plateado o platino pueden perder su fuerza con los lavados, a menos que se indique lo contrario. En la actualidad, los procesos de cocción y esmaltado permiten que el color y las decoraciones no se alteren con el paso del tiempo.

No utilizar correctamente el detergente

Las pastillas de lavado nunca deben colocarse en el interior, siempre lo haremos en la caja correspondiente pensada para ello. Asimismo, atenderemos al tipo de lavado, corto o largo, para utilizar un detergente que se disuelva rápido o no.

De esta manera y con estos consejos tan sencillos, lograrás poner el lavajillas correctamente y, por supuesto, ahorrar agua y energía.

 

Una respuesta a “7 cosas que estás haciendo mal cuando pones el lavavajillas”

  1. Siempre damos consejos a nuestros clientes sobre cómo llevar a cabo el correcto mantenimiento de sus lavavajillas. Sin embargo, sobre todo con las personas mayores, es difícil que puedan llevar a cabo una larga lista de consejos pues a veces su memoria falla. Sin duda recomendaremos esta página a nuestros clientes para que la lean.

    ¡Buen trabajo!

    Un saludo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *